Mirá los ojos

Self-portrait with arm twisted above head (1910), Egon Schiele

Tu dolor es tan claro como la nitidez del sobaco que se acerca a la boca sin mayores precauciones morales. Queda claro que me importan poco muchas cosas. ¿Podés entender que algo sea de esa manera? Schiele recibiendo clases de Klimt y a vos no te enseñan cosas más fáciles. (la ausencia de "las" antes de "cosas" es opcional)
Es fácil entender que alguien camine erguido...
¿Sí? ¿Aunque las costillas se quieran ir a otra casa?

Inmortalizamos el torso desnudo y del resto del cuerpo no decimos nada. ¿Rilke o Hölderlin decían algo como que al artista sí le alcanza con el busto para ver toda la obra?

EDIT: Como dijo el siempre brillante Lichtenberg:
"Eso cuyos ojos y orejas no están al alcance de nuestra vista, y cuya nariz y cabeza casi no vemos, es nuestro cuerpo."

3 comentarios:

matías dijo...

que buenisimo que esta el cuadro este!!!

franco dijo...

Prestale atención a ese pintor ;) Es discípulo de Klimt. Se nota algo de eso...

Claudio dijo...

Hablando de Egon Schiele, y relacionando la pintura con la literatura, te recomiendo la novela "Los cuadernos de Don Rigoberto" de Vargas Llosa. En ella, Schiele tiene un protagonismo un tanto excesivo.

(Por cierto, soy el individuo que mantiene http://vagabundeoresplandeciente.wordpress.com/ Sólo que no sé por qué no me deja comentar en este momento de otro modo).

Publicar un comentario